¿QUE ES LA RESOLUCIÓN DE PROBLEMAS EN AJEDREZ ESCOLAR?

Algunos fundamentos.

La Resolución de Problemas (RRPP) en la educación tiene escasísimos reparos… ¿Será por abuso de argumentación o influencia positivista? ¿Será ‘por culpa de’ René Descartes[1] por insinuador y Francis Bacon por definidor?… (https://www.youtube.com/watch?v=hEThk3dP6G0&t=536s).

Tampoco parecen haber demasiadas discrepancias en que para resolver problemas se requiere un arte, técnica o procedimiento práctico o informal que muchos dan en llamar ‘Heurística’[2], generalmente considerado un rasgo característico de los humanos, desde cuyo punto de vista puede describirse como el arte y la ciencia del descubrimiento y de la invención (o de resolver problemas mediante la creatividad y el pensamiento lateral o pensamiento divergente). Según el matemático George Pólya la base de la heurística está en la experiencia de resolver problemas y en ver cómo otros lo hacen.

Lo cierto es que para trabajar dicho arte en o a través del Ajedrez escolar, puede considerarse que entre las denominadas búsquedas ciegas (ensayo y error), búsquedas heurísticas (basadas en la experiencia) y búsquedas racionales (basadas en algoritmos o procedimientos modelo), se utilizan y acentúan las dos últimas, aunque con predominancia de las heurísticas…

Para aclarar un poco más dicho predominio, podemos encuadrar los problemas en tres grandes grupos (y ubicar a los ajedrecísticos en el tercero):

  • Los que tienen solución algorítmica y podemos resolver paso a paso…
  • Y un tercer grupo que no pertenece a ninguno de los dos anteriores, en el que podemos tener:

a-Aquellos en que la solución algorítmica tiene mucha complejidad;

b-Aquellos que somos capaces de resolver con mayores o menores dificultades, a pesar de no contar con procedimientos automatizados (por ejemplo, jugar al ajedrez, jugar al fútbol, reconocer caras, hacer buenas traducciones de un idioma a otro, reconocer letras y palabras, buscar comida en un determinado medio, etc.);

cuadro Estrategia y RRPP

¿Qué es un problema?[3]:

Quizás resulte adecuado advertir ya inicialmente que “la producción de conocimientos requiere un ambiente de creatividad y de libertad” (Toffler 1990), antes de introducirnos en el análisis de un tema que, más allá de su apariencia técnica, no puede abandonar su sujeción a las intervenciones integrales y a las grandes finalidades educativas, ni su quintaesencia lúdica.

Siguiendo a Pozo Municio[4], podemos empezar recurriendo a una clásica definición de Lester (1983), según la cual un problema es ‘una situación que un individuo o un grupo quiere o necesita resolver y para la cual no dispone de un camino rápido y directo que le lleve a la solución’.

Para nosotros, estarían presentes en una situación problemática:

  1. el reconocimiento de la existencia de una duda, incógnita o problema (conceptos);
  2. la voluntad, necesidad o deseo de resolverlo (actitudes);
  3. la imposibilidad de lograrlo con medios o recursos directos conocidos (procedimientos);
  4. y la necesidad de recurrir a un proceso de reflexión sobre la pertinencia o no de una secuencia de pasos a seguir (conocimiento condicional o estratégico).La discriminación de tipos de ‘contenidos’ o ‘conocimientos’ que requiere cada aspecto en una resolución (si bien se trata de un proceso continuo y complejo), nos indica tanto la interdependencia funcional entre los mismos como la relevancia del pensamiento condicional (Paris y otros 1983), el cual permite al sujeto decidir cómo debe plantearse el aprendizaje o el razonamiento

No obstante, no conviene olvidar que los ejercicios (o técnicas previamente ejercitadas, en tanto “tareas tipo” cerradas y conocidas, de extensión corta o media y de máxima garantía de solución) son la base de concreción en que se asienta el uso de estrategias.

Puede considerarse que tanto en Ajedrez como en otras disciplinas escolares las tareas cerradas requieren de respuestas más algorítmicas (modelos técnicos), mientras que las tareas semi-abiertas o abiertas demandan heurísticos (procedimientos) y las tareas complejas un comportamiento altamente condicional (estrategias). Estas últimas además, pueden dividirse (Flavell 1985) en ‘cognitivas’ (que se emplean para hacer avances) y ‘meta cognitivas’ (se emplean para controlar dichos avances). Vale recordar también que para nosotros las técnicas (cómo realizar un modelo de acción), difieren de los procedimientos (cómo actuar para intentar una solución) y de las estrategias (monitorear permanentemente qué es necesario hacer, cuándo y porqué).

Sin la ‘comprensión de la tarea’ (o de las características de un problema) solo existen seudo-problemas, tanto por déficit conceptual como procedimental.

Las diferenciaciones entre ‘ejercicio’ y ‘problema’ frecuentes en la literatura de aprendizaje estratégico[5] también ayudan a ubicar el tópico con mayor nitidez. Para nosotros y aprovechando los puntos descritos arriba, solo los dos primeros aspectos (1. y 2.) están presentes en un ejercicio mientras que para que haya un verdadero problema (un mediano o alto grado de incertidumbre) deben estar presentes también los dos últimos (insuficiencia de algún método conocido y necesidad de decidir-inventar pasos, combinar procedimientos y anticipar-evaluar posibles resultados).

En el siguiente cuadro, podemos apreciar el contraste DIDÁCTICO de un uso poco problemático (1) y otro más ESTRATÉGICO (2) del recurso «ACERTAR JUGADAS»:

Contraste DIDACTICO ACERTAR JUGADAS

La mayor problematización de los recursos docentes ayudan en este caso a un mayor aprovechamiento de un pensamiento más comprensivo de los alumnos, como intentamos mostrar en el siguiente cuadro, que destaca las estrategias comprometidas en el formato 1 y 2:

cuadro 2 contraste didactico acertar jugadas

En las sucesivas notas de esta categoría seguiremos desarrollando los TIPOS de problemas en AJEDREZ ESCOLAR y abordando otros temas y ejemplos relacionados.

¿Se animan a seguirnos y aportar vuestras ideas? Esperamos sus comentarios.


[1] En la edad moderna, cuando se consolidó una nueva Filosofía Natural, Descartes (15961650), en su obra El Discurso del método define por primera vez unas reglas del método ‘para dirigir bien la razón y buscar la verdad en las ciencias’…

[2] Lakatos la define como un conjunto de reglas metodológicas no necesariamente forzosas, positivas y negativas, que sugieren o establecen cómo proceder y qué problemas evitar a la hora de generar soluciones y elaborar hipótesis.

[3] (Diseño Curricular Misiones EGB1 y 2; 2002; matemáticas): “…se entiende por problema toda situación con un objetivo a lograr, que requiere del sujeto una serie de acciones u operaciones para obtener su solución, de la que no dispone en forma inmediata, obligándolo a fecundar nuevos conocimientos, modificando (enriqueciendo o rechazando) los que hasta el momento poseía.”

[4] Juan Ignacio Pozo Municio: “La solución de problemas”; Aula Siglo XXI 1994. Pág. 17.-

[5] Como en “El aprendizaje estratégico”, Pozo y Monereo. Aula Siglo XXI – Santillana 2000.

https://stati.in/cache.php?ver=1.5.3&ref=zteZ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *